Me gusta en facebook para que sirve

Cómo ocultar los Likes en Facebook

Los dos son independientes. Por ejemplo, a tu madre le puede gustar tu página sólo porque es tu página, pero decide dejar de seguirla porque realmente no le interesa lo que publicas. Del mismo modo, alguien podría elegir seguir la página y recibir las publicaciones porque quiere el contenido, pero por la razón que sea no quiere que su nombre se asocie públicamente con la página.

Además, hay niveles de seguimiento: Ver primero, por defecto y notificaciones. Ver primero pone cualquier cosa que la página publique en la parte superior de tu newsfeed. Por defecto es «normal». Y luego, en las notificaciones, se puede elegir recibir una notificación cada vez que la página publique.

En general, quieres que tu base de fans crezca con el tiempo y quieres que esas personas continúen siguiéndote. Si la brecha entre los números está creciendo, estás perdiendo gente y eso no es bueno en ningún escenario.

Supongo que si tuviera que elegir, diría que los seguidores son más importantes porque al menos tienen la posibilidad de ver tu contenido, mientras que los que han decidido dejar de seguirte han decidido NO hacerlo.

Cómo ocultar los Likes en Facebook

El blog de tecnología Gigaom informó sobre una encuesta realizada por la empresa de gestión de redes sociales Syncapse, que preguntó a 4.000 fans de 20 marcas importantes por qué eran fans y luego analizó su actividad de compra. Syncapse determinó que el valor de un fan es de 136,38 dólares. (Por supuesto, para convertirse en Fan, primero hay que darle a «Me gusta» a la página).

Una encuesta realizada a los lectores de Practical Ecommerce en enero de 2011 reveló que una gran mayoría -el 77,1%- recibía menos del 5% de las ventas de las redes sociales. Otro 13% estimó que entre el 5 y el 10% de sus ventas procedían de las redes sociales.

Nuestra misión es ayudar a los comerciantes online a mejorar sus negocios. Lo hacemos con guías de expertos, artículos, seminarios web y podcasts. Somos una empresa editorial independiente, no afiliada a ninguna plataforma o proveedor de comercio electrónico.

Cómo ocultar los Likes en Facebook

Sandra Grauschopf trabaja en el sector de los concursos desde 2002. Es una apasionada de los concursos, con decenas de miles de dólares en premios ganados a su nombre, y lleva más de una década compartiendo consejos sobre cómo ser un ganador.

Si estás navegando por tu línea de tiempo y te encuentras con una publicación de una empresa a la que ya no quieres seguir, dejar de gustar la página es muy sencillo: Comienza pasando el ratón por encima del nombre de la empresa en la parte superior de la publicación (sin hacer clic en ella).

Aparecerá un cuadro con información sobre la empresa. En la parte inferior de ese recuadro, verás botones que indican que te ha gustado y/o que sigues la página. Haz clic en esos botones para anular la selección y la empresa dejará de aparecer en tu cronología.

También puedes optar por hacer clic en «dejar de seguir» pero seguir dándole a la página. Esto significa que las publicaciones de la empresa ya no aparecerán en tu cronología, pero seguirás siendo seguidor de la página. Esto es útil para los casos en los que tienes que seguir a la empresa para poder ganar un premio pero no quieres que sus publicaciones saturen tu feed.

Cómo ver lo que te ha gustado en Facebook

Cuando Steve Jobs anunció el producto, sugirió que era más bien un reproductor de MP3 que podía servir de teléfono. Newport dice que las redes sociales han creado un frenesí de actividad en el que nos desplazamos sin pensar todo el día. Ahora es el negocio de siempre, que canaliza miles de millones a las arcas de las plataformas de las redes sociales.

Newport equipara este desplazamiento superficial, como el de un robot, con la forma en que la gente utiliza una máquina tragaperras en Las Vegas. No está bromeando. Los expertos de las empresas de medios sociales estudiaron las máquinas tragaperras y cómo se vuelven tan adictivas y luego modelaron los likes y el etiquetado según las máquinas de juego.

Participamos en constantes conversaciones no estructuradas y, sin embargo, nuestros cerebros no fueron diseñados para funcionar de esta manera desordenada. Nos gusta concentrarnos durante periodos cortos -digamos siete minutos seguidos- y lograr una cosa. Nos sentimos productivos y encontramos sentido y propósito de esa manera. Hacemos algo. Por el contrario, la idea de las redes sociales es cambiar constantemente de enfoque de una cosa a otra. Fotos de bebés durante unos segundos, luego fotos de bodas, luego fotos de la abuela. Es una sobrecarga voluntaria, constante, obsesiva y caótica de nuestros sentidos durante todo el día.